Para que esto funcione, es necesario tener ambiente X-Windows instalado localmente. Por omisión, todas nuestras máquinas de Linux usan ambiente grafico X-Windows, y no es necesario ajustar nada.

 

 

Se debe iniciar la sesión ssh activando la tunelación X. Por ejemplo

ssh -X fermat.matem.unam.mx -l loginname
Después de establecer la sesión ssh, se pueden iniciar programas gráficos, por ejemplo ejecutando el comando

ooffice
se lanzaria el programa OpenOffice en la máquina remota con visualización de ventanas en la pantalla local.

A veces, estas aplicaciones emiten una cantidad no-trivial de texto informativo o de depuración, o algún aviso que viene de librerías asociadas. Este texto aparecerá en el terminal original de la sesión ssh. Para suprimir que esta información aparezca en el terminal, debemos añadir ">/dev/null 2>&1" a la instrucción original. Siguiendo ejemplo anterior, el comando modificado sería

ooffice >/dev/null 2>&1
En ambos de estos ejemplos, el terminal se quedaría efectivamente inútil, no permitiendo comandos hasta que se termine la aplicación. Para lanzar una aplicacíon gráfica desde terminal, y también liberar el terminal para poder efectuar más comandos, hay que terminar la instruccion con el símbolo &. Por ejemplo, una "supercallada" sesión de OpenOffice con su terminal "libre":

ooffice >/dev/null 2>&1 &